20 octubre 2009

NOBEL, OBAMA, JUAN RAMÓN


En los últimos días hemos oído hablar en demasía de los premios Nobel 2009, y especialmente del premio en su categoría “de la Paz”, otorgado al recién elegido presidente de Estados Unidos Barack Obama.
Puede que como casi todo el mundo opina, sea prematuro otorgar este galardón al inquilino de la Casa Blanca, tras sólo ocho meses después de su elección.
El comité de los Nobel considera que “sus extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos" es merecedor de este galardón que sorprendió al mismísimo presidente. Sin embargo esto supone; compromiso, esperanza, cambio y como el mismo Obama dijo tras conocer la noticia, “será un estimulo para seguir luchando contra la injusticia y la desigualdad”.
Esta noticia despertó mi interés en conocer estos premios y los galardonados en nuestro país, entre los que se encuentra un onubense, Juan Ramón Jiménez.
LOS PREMIOS SE CREAN POR EL SENTIMIENTO DE CULPA DE ALFRED NOBEL
Alfred Bernhard Nobel nació en Estocolmo (1833-1896) en el seno de una familia de ingenieros, fue inventor y químico. Destacando sus inventos de la dinamita. En su juventud participó en la fábrica de armamento de su padre. Al poco tiempo consigue controlar mediante detonador explosiones de la nitroglicerina, perfecciona el sistema con un detonador de mercurio e inventa la dinamita.
Produjo otras invenciones en el terreno de los explosivos todos ellos patentado y fundó compañías. Alfred Nobel acumuló una enorme riqueza, pero también cierto complejo de culpa por el mal y la destrucción de sus inventos pudieran haber causado a la humanidad en los campos de batallas. Por estas razones crea una fundación con el encargo de otorgar una serie de premios anuales a las personas que más hubieran hecho en beneficio de la Humanidad.

ESPAÑOLES GALARDONADOS
Siete han sido los españoles ganadores del premio nobel, en su mayoría en la categoría literaria, los enumeramos:

José de Echegaray (1832-1916)
Galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1904. Hombre polifacético (fue ingeniero, matemático, dramaturgo y por supuesto escritor) de tal forma que se le considera el matemático español más influyente del siglo XIX, con grandes trabajos de Geometría.
Su faceta de dramaturgo (estrenó 67 obras teatrales) le llevo a recibir el Nobel junto al poeta Fréderic Mistral. Al parecer gracias en parte a las presiones que sufrió la academia sueca que inicialmente pensaron en el catalán Angel Guimerá. Muchos autores españoles como Clarín y otros de la Generación del 98 criticaron este premio duramente.

Santiago Ramón y Cajal (1852-1934)
Galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1906. Probablemente el investigador español más influyente de la historia. Sus trabajos ayudaron a crear una disciplina nueva: la neurología y fueron la prueba esencial para confirmar la teoría celular. Recibió el premio con su gran competidor Golgi.
Mucho se ha hablado de él en relación a su machismo, del que se dice que pudo influir muy negativamente en la incorporación de la mujer en la ciencia española. Republicano, progresista, patriota y poco amigo del independentismo.

Jacinto Benavente (1866-1954)
Galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1922. Dramaturgo que abordó casi todos los géneros teatrales. Su obra fue un cambio importante al melodramatismo de Echegaray, acercándose a los ambientes rurales y urbanos en un estilo costumbrista.
Su condición de homosexual influyo fuertemente en que tras la victoria de las tropas de Franco su nombre fuera retirado de monumentos y calles.

Juan Ramón Jiménez (1881-1958)
Único onubense premiado. Galardonado con el Nobel de Literatura en 1956. Su obra más conocida, Platero y yo, de 1914, pertenece a su primera etapa como escritor, la sensitiva, le seguiría su etapa intelectual marcada fuertemente por su viaje a América y otra etapa autosuficiente fruto de su exilio en Puerto Rico tras la Guerra Civil Española, donde moriría tras años de luchar contra el cáncer.

Severo Ochoa (1905-1993)
Galardonado con el Premio Nobel de Medicina 1959. Se centró en el metabolismo energético con especial hincapié en la fosforilación, entre sus logros esta el descubrimiento de varias enzimas del Ciclo de Krebs. En 1954 descubrió la enzima capaz de sintetizar el RNA, intermediario entre proteínas y DNA, accediendo a la clave necesaria para que después, en paralelo con Nirenberg, descifrara el código genético. Compartió el Nobel con su discípulo, Kornberg, quién descubrió la DNA polimerasa.
Vivió en el exilio (Se marchó antes de la guerra y aunque nunca fue fuerte opositor político, él y su mentor Negrín fueron hombres que suscitaron recelos entre los franquistas). Se nacionalizó estadounidense en 1956, por lo que tradicionalmente se le considera como Nobel americano, si bien no abandono la nacionalidad española. En sus últimos años ayudo a crear la sociedad española de bioquímica así como varias instituciones que con los años alcanzarían relevancia internacional.

Vicente Aleixandre (1898-1984)
Galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1977 (que no pudo recoger personalmente debido a su mal estado). Poeta español de la Generación del 27 ganador de importantes premios nacionales desde los años 30, entre los que destaca el Premio Nacional de Literatura por “La destrucción o el amor”.
A pesar de ser hombre de izquierdas no se exilia durante la posguerra e incluso recibe honores en esa época. Maestro de poetas que se valió de diferentes estilos a lo largo de su vida como el surrealismo o la poesía social tras la Guerra Civil.

Camilo José Cela (1916-2002)
Galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1989. Su obra más conocida, La Colmena, fue censurada (debido a las escenas eróticas) hasta que el propio Manuel Fraga autorizó su publicación en España. Años antes, con La familia de Pascual Duarte inició un revolucionario estilo literario conocido como tremendismo, en el que se muestra la realidad con toda su crudeza.
Hombre controvertido y de fuerte temperamento que en sus últimos años fue más conocido por sus desaires en televisión y extravagancias con palanganas con agua que por su prosa.

2 comentarios:

Juan Diego dijo...

Ahí llevas una curiosidad. Seguro que sabes que no existen los premios Nobel de Matemáticas. ¿Pero sabes la razón? Pues parece ser que la mujer de Nobel tuvo una aventura amorosa con un matemático y de ahí que éste no quisiese destinar su dinero a premiar a los matemáticos. Saludos.

La Criticona dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=x1PWFotu8yM