16 octubre 2007

RETALES DE EXTREMADURA

Una vuelta por tierras extremeñas, incluyendo una tímida mirada a la vecina Portugal, fue lo que nos deparó un viaje planificado una noche de verano en el Bar sin Nombre.
Marvâo, aunque no la veo patrimonio de la humanidad, si que esconde bonitos rincones, cuestas para ejercitarnos y un aire que desprendía silencio y paz.
Alburquerque, fabuloso tesoro amurallado, bien guiados.
Cáceres, tímida Andalucía, destellos del ayer que también guió Callejuelo de forma expléndida.
Mérida, un escondite milenario. Historia, conservación. Para ver más pausado. (Pendiente)

Esta fue nuestra ruta en el puente de la Hispanidad/Pilar. Además de San Vicente de Alcántara con su hermosa parroquia y alguna calle estrecha, que mejor no recordar.

Os propongo a los viajeros completar un cuestionario:

Un olor – El de humedad en el museo extraño de Marvao (limpiaban poco)
Un paisaje – El de carretera de San Vicente a Cáceres
Un monumento – El teatro de Mérida, sin dudas
Una curiosidad – La sala de comunicación en la torre del castillo de Alburquerque
Una canción – La de los animalitos (ojú que pesá)
Un sabor – Los garbanzos aliñaos no estaban malos
Un rincón en la casa – La terraza/piscina
Un momento en la casa – El experimento CocaCola-Mentos
Una bebida – Refresco de naranja portugués (no estaba malo)
Una comida – La pasta cocinada por Abel
Un juego – El party, jugando a nuestra manera, claro!
Lo peor – El gran atasco de vuelta y el percance de Juaqui
Lo mejor – La casa, las rutas, el ambiente
INCLUYES MÁS, si quieres.

10 comentarios:

Abel dijo...

antes de rellenar el cuestionario, decir también por mi parte que el viaje a sido estupendo, rodeado de gente maravillosa y de un ambiente fantástico...

Un olor – cko
Un paisaje – las vistas desde arriba del castillo en Marvao, por ser las primeras, las más sorprendentes.
Un monumento – El teatro de Mérida, coincido con Manolo
Una curiosidad – La cisterna grande
Una canción – La de los animalitos, igual que manolo
Un sabor – la tarta salada del Calle, nuevas texturas
Un rincón en la casa – sin lugar a dudas, el sofá
Un momento en la casa – la llegada y primera impresión al entrar en ella
Una bebida – el cola-cao de por las mañanas, que sentaba estupendamente
Una comida – El arroz con marisco, y la pasta
Un juego – El party sin jugar, leyendo tarjetas
Lo peor – El gran atasco de vuelta y el percance de Juaqui, coincido con manolo
Lo mejor – Las noches en la casa, los lugares nuevos, y la casa.

La Criticona dijo...

Un olor – jejejej, mejor no hablo de olores que lo he pasado muy mal.

Un paisaje – El que se ve desde el Castillo de Marvao

Un monumento – El teatro de Mérida.
Una curiosidad – La sala de comunicación en la torre del castillo de Alburquerque, y las notitas por el móvil.

Una canción – La de mi estómago.

Un sabor – El arroz con marisco.

Un rincón en la casa – El salón

Un momento en la casa – Los chistes de Fran en el salón

Una comida – El arroz con marisco y las aceitunas negras
Un juego – El party

Lo peor – El accidente de mi hermano, las malas contestaciones y mi malestar estomacal.

Lo mejor – La casa y el momento juego y notitas.

marijolamejo dijo...

Olor- el de por las mañanas temprano en medio del campo.

Un paisaje- cualquiera es bueno, yo le hacía fotos a todos.

Un monumento- para no coincidir y puesto que sí lo conozco, el circo de Mérida.

Una curiosidad- la cantidad de bichitos que había por doquier en el castillo de Marvao y que en una de las habitaciones de la casa se repetía el eco de la torre homenaje de Marvao.

Una canción- la de los animalitos también.

Un sabor- el de las migas de Cáceres.

Un rincón de la casa- mi supercama.

Un momento en la casa- los de sueño.

Una bebida: coincido con el resfresco portugués.

Una comida- el bacalao de la casa.

Un juego- hundir la flota por walkis o escuchar conversaciones ajenas.

Lo peor- lo antes mencionado y la cisterna sonora del bate femenino.

Lo mejor- el viaje.

Ines dijo...

Olor: El arie puro y limpio del campo al levnatarnos por las mañanas y al llegar casi anocheciendo.

Paisaje: Todos eran maravisollos sobre todos los que se veian desde los castillos.

Un monumento: Coincido con mnolo y con abel, el teatro de Merida.

Una curiosidad: La sala de comunicaciones en el castillo de Alburquerque, donde casi me pilla la tia diciendo lo de las orejas.

Una cancion: Como no la de los animalitos y la salve portuguesa.

Un sabor: El de las cuñas en el desayuno.

Un rincon de la casa: El salon y la habitacion de Manolo y Fran.

Un momento de la casa: Los chistes de Fran y Reme en la habitacion de guti q despues se volvieron a repetir en el salon y la perdida pos San vicente por esas callecitas tan estrechas.

Una bebida: El refresco portugues que no me gusto nada.

Una comida: La sopa extremeña y la pasta de Abel.

Un juego: Como no el party con sus trampas de leer las tarjetas.

Lo peor: Algunas malas caras a la hora de dormir, el atasco a la vuelta y el accidente de juaqui.

Lo mejor: Todo lo acontecido quitando lo antes mencionado y a la vuelta en el atasco Juan y Fran cantando la cancion de los animaltos y la gente de los coches de alrededor bajando las ventanillas pa escucharlo(un circo).

Hermanita de la Caridad dijo...

Qué envidia me dais.Primer viaje que no puedo hacer con vosotros, que pena!Espero que no se vuelva a repetir, y que los próximos pueda ir.
Besos

La Criticona dijo...

Se me ha olvidao poner la bebida, yo me quedo con el tinto de Mérida que sabía a agua y como tal me lo bebí sin contar los 12 grados. Jo¡¡ Me perdí lo de los animalitos de vuelta, qué deseperación de atascos.

Callejuelo dijo...

Un olor – el aire puro de la sierra

Un paisaje – el que ofrecía subido desde la torre más alta del castillo de Marvao

Un monumento – El teatro de Mérida, no me puedo ni imaginar como era en todo su explendor

Una curiosidad – Aparte de telefónica-castillo marvao que los gapos en portugal al volar retroceden para atrás

Una canción – La de los animalitos (ojú que pesá), pero no me diga que no tenía arte “encerrao de peroles” subiendo por las cuestas del castillo de marvao

Un sabor – el de la carne cruda que comí en el restaurante de mérida, que asquito

Un rincón en la casa – el sofá con su pequeñita mesa y todos alrededor

Un momento en la casa – sentadito en la terraza por la noche, con una manta liado viendo la cantidad tan grande de estrellas que había (hasta 3 estrellas fugaces, que record)

Una bebida – el vino de cáceres, no está mal

Una comida – la primera cena, que fue la única noche que cominos variado, salvo el último día que nos salvó la maravillosa pasta de Abel pese a cocinarla casi sin ingredientes y sin agua porque no había

Un juego – Yo me quedo con la partidita de dominó con Joaqui, Fco. Javier y Jose Mari, (quien pierda la ronda va a rellenar los cubatas)

Lo peor – El gran atasco de vuelta y el percance de Juaqui, que me acabo de enterar

Lo mejor – lo bien que hemos conocido lo más importante de Extremadura, el sitio de residencia, descontando la luz y el agua y la maravillosa gente que hemos ido

Reme dijo...

lo mas gracioso: la conversación con XX y antonio mejías.

lo más entrometido: escuxar por los walkis a los pikoletos

lo mejor: que todos podemos contar cosas buenas y tos contentos bs joaki

Timore dijo...

Ahí van las mías, preparaos! XD

Un olor: déjame pensar.... es que como me llegan tantos al día... creo que me quedaré con el buen olor que desprendíamos todos al ducharnos, tan agradable... porque eso del olor a campo y demás es muy tópico jeje.

Un paisaje: el mejor paisaje que vieron estos en el coche fue el del GPS cruzando campo y lagos... jejeje porque yo no vi muchos paisajes que digamos.

Un monumento: el teatro y anfiteatro de Mérida, creo también que debía ser bonito de visitar cuando en sus mejores tiempos se mantenían. Cuando visito esos sitios, me imagino cómo sería en esos años...

Una curiosidad: me quedo con el perol de la casa, sólo con imaginarme la de gente que comerían en ese peazo de perol... ya me llamaba la atención!

Una canción – La de los animalitos que dimos un porculo con ella... allá, en mi rancho bonitooooooo....

Un sabor: esto otra cosa como los olores... es que me gustan todos!!!!

Un rincón en la casa: todos piensan en el salón, las habitaciones, la terraza... pero yo pienso que uno de los mejores rincones de la casa es el baño, si no, preguntadle a Maru los buenos ratitos que hechaba allí... jejejejeje

Un momento en la casa: me quedo cuando estábamos todos juntos en el salón escuchando mis chistes... bueno alguno estaba muy concentrado en el dominó...

Una bebida: el vino malo de Portugal de Maru, que malo malísimo era... jeje

Una comida: me quedo con el bacalao a la dorada portugués y la pasta a la carbonara de Abel, buenísimos!

Un juego: el party, que no sé como me las apaño que siempre termino o jugando de mala manera o no jugando...

Lo peor: El poco compañerismo que hubo algunos momentos y el gran atasco de vuelta y el percance de Juaqui.

Lo mejor: que conocí mejor a los que fueron y empecé a conocer a nueva gente, que eso me gusta mucho.

Saludos,

Timore

El observador dijo...

Y llegó el turno del Pastral, ayer la Criticona y haces días en el de Abel, ya iré visitando otros poco a poco, en mi opinión no hay mucha más que decir del viaje de lo que se ha comentao ya, aunque eso si, os dejo mis respuestas al cuestionario:

Un olor – El olor que tenia la casa el primer día cuando entramos (no me gustó para nada).
Un paisaje – No me pude fijar en muchos iba conduciendo, así que me quedo con el que se veía desde la casa.
Un monumento – El teatro de Mérida y el Coliseo, aunque este ultimo hubiese sio más impresionante si no estuviese tan deteriorado.
Una curiosidad – El retrete al aire libre de la torre de Albuquerque.
Una canción – Coincido con Manolo sobre todo en el viaje de vuelta.
Un sabor – No tenían mal sabor las migas de Cáceres, aunque no puedo decir lo mismo de las de Mérida.
Un rincón en la casa – La mini cocina.
Un momento en la casa – El momento Belén en mi habitación con su chiste interminable que no tuvo final.
Una bebida – De la cola-cola de dieta no salí.
Una comida – La pasta cocinada por Abel.
Un juego – El party, donde había gente que hacia “tranfullería” y otr@s que se habían estudio las preguntas.
Lo peor – El gran atasco de vuelta y el accidente de Juaqui.
Lo mejor – En viaje en si.

Aquí están toas iba a incluir algunas más pero se me ha acabao la hora del desayuno ya hace un rato.